10 de julio, 2014 · Reportajes · Comentar ·

De comunión

Sin hay algo que me resulta tremendamente sencillo son los retratos infantiles. Pasas una tarde con ellos, hablas, juegas, cogeis confianza y... se muestran tal y como son. Capturar instantaneas como esta se vuelve divertido y gratificante.


Un día de nervios para Diego a la vez que importante. Una ceremonia bonita, sencilla y familiar que me dejó conocer a una gran familia.

retrato comunionl
Ver anterior | reciente

Últimas entradas