El día de tu boda es un momento único y especial, ya lo sabes, llevas preparándolo... un montón!! Ahora estas buscando cerrar otra de las decisiones difíciles que toca tomar y es la elección del fotógrafo ¿difícil?

Te marearás entre montones de ofertas y precios muy dispares. Mi consejo: mira el portfolio, la galería de imágenes donde cada fotógrafo muestra lo mejor de su trabajo y fíjate bien si las fotos que tiene son de tu estilo. Esto tiene que ser lo primero. La fotografía la comparo con la escritura y es que cada uno tenemos una visión diferente. Por eso es importante, sentir que las fotos que miras en su galería te llegan y querrías unas imágenes como esas para tu día.

Ahora que tienes unos cuantos fotógrafos seleccionados (espero ser una de ellas) lo ideal es entrevistarte y ver si hay feeling. Esto es importante porque para conseguir unas fotografías naturales la relación entre ambos debe ser fluida, cordial y relajada. No todas las personas nos transmiten lo mismo y vais a pasar todo un día juntos, un día que estaréis disfrutando de muchos detalles y sentiros tranquilos y confiados con el fotógrafo es un punto importante para conseguir lo que buscamos: fotografías naturales.

Y esto es lo que trato de inmortalizar en vuestro día, un recuerdo de vosotros mismos, fotografías robadas, captando el momento y sin perder la esencia de lo que sois, en definitiva, un día perfecto y un recuerdo inolvidable. Pero que mejor manera de enseñároslo que viendo mi trabajo.

Para no perder detalle de cada momento siempre voy acompañada de otro fotógrafo así siempre tendremos otro punto de vista y una mayor cobertura de ese día porque hay veces que es imposible estar en dos sitios a la vez, por eso me siento más cómoda y segura estando acompañada. Hay momentos en ese día que no van a ocurrir dos veces y estar preparados para conseguir la foto es imprescindible.

Pues una vez dicho todo esto si he superado el primer nivel, os han gustado mis fotos y creéis que puedo ser vuestra fotógrafa podéis poneros en contacto conmigo sin compromiso.

Los precios para reportaje de boda comienzan en 1.500 euros.